TRAPPING: IMPRESIÓN Y PREIMPRESION

11 03 2012

Se debe distinguir entre estos dos procesos que a veces se nombran igual y a menudo se confunden pero que son conceptos diferentes y que no deben confundirse.

Trapping en impresión

Describe el grado de respuesta óptica que presenta una tinta al transferirla sobre otra película de tinta, ya sean secas o húmedas, que se encontraban previamente en el soporte. A pesar de que entintemos las formas por igual y que igualemos los espesores de la capa de tinta sobre el papel en la impresión de un color, al sobreimprimir las tintas, la que se imprime en segundo lugar no es aceptada de la misma manera por el soporte. Por consiguiente las tonalidades que se pretenden conseguir con la superposición de dos o más colores no siempre se consiguen del todo. En la impresión en cuatricromía en offset se imprime mojado sobre mojado y las tintas tienen más dificultad para adherirse unas a otras. El problema se intensifica con cada nueva tinta que se aplica.

Lógicamente el orden de impresión de las tintas es determinante a la hora de obtener un resultado u otro, se establece el orden de C, M, Y, K para 4 máquinas de un cuerpo; el orden de CM y KY para 2 máquinas de dos cuerpos y KCMY para 1 máquina de 4 cuerpos.

En cuanto a los estándares del trapping en impresión, podemos decir que un valor inferior al 70% es un valor crítico; un valor de entre 70-80% es un valor aceptable; entre un 80-95% bueno y más del 95% es un valor muy bueno. Siendo el 100% una mezcla perfecta de los colores sobreimpresos. El nivel de trapping se puede medir con un densitómetro en las tiras de control que incluyen campos de superposición de las tintas, su densidad combinada se compara con las densidades de ambos colores por separado. Cuando se dan valores de trapping bajos, la impresión parece descolorida (los colores rojos se ven anaranjados y los azules, violáceos). En la impresión en heatset se suelen dar con frecuencia problemas de trapping.

Trapping en preimpresión

También conocido con reventado, calado o sobreimpresión y que consiste en la ampliación de una zona de colores claros para que se superponga ligeramente un color oscuro de fondo, de forma que compensarán las leves imperfecciones de registro en la imprenta, que de lo contrario, podrían producir un vacío entre ambos colores. Estos valores se pueden manejar en los programas de edición y suele oscilar entre los valores de  0,1 y 0,5 pt dependiendo del proceso de impresión.

Cuando queremos imprimir por ejemplo un texto sobre una pastilla de color, podemos optar por imprimir uno directamente sobre el otro o bien dejar una reserva calada en el objeto de fondo cuya forma coincida exactamente con el objeto colocado encima que será la superficie de papel en blanco. La primera opción se denomina sobreimpresión, en nuestro ejemplo, el color del texto se mezclará con el del fondo para dar lugar a un nuevo color que no tiene porque ser el elegido. La segunda opción es la impresión con reservas, el texto se imprimirá en el color que hayamos asignado dejando un área de reserva (en blanco) en la pastilla de color del mismo tamaño que nuestro texto. Pero esto puede ocasionar fallos de registro perceptibles como una franja blanca contorneando el texto.

Para corregir este error se utiliza el reventado o trapping que consiste en expandir (agrandar el objeto superior) o contraer (encoger la reserva, es decir, el agujero no impreso. Cuanto mayor sea este error de registro, mayor será también el reventado que debemos aplicar.

El solapamiento o borde de reventado es el efecto resultante de esta expansión o contracción y dan lugar a una franja de un color mas oscuro. Esto supone que aparecerá un contorno visible alrededor del objeto que puede resultar molesto. Cuanto menor sea la diferencia de luminosidad entre el color del objeto y el del fondo, menos visible será ese contorno de color. Si la diferencia es muy acentuada, el borde de reventado será notablemente más oscuro que el objeto y el fondo. Las partes más oscuras del objeto o del fondo determinaran la forma que percibirá el ojo, por lo que normalmente son las zonas mas claras las que se expanden o contraen para evitar así que el ojo advierta un cambio.

Cuando la diferencia de luminosidad entre un objeto oscuro y un fondo claro es suficientemente acusada, lo mas sencillo es utilizar la sobreimpresión. Por ejemplo en el caso de textos en negro, para filetes finos o textos de pequeño tamaño. De este modo, resulta imposible que se den fallos de registro y se logra una mayor rapidez a la hora de imprimir, siempre que no produzca grandes alteraciones de color en las líneas o el texto.

Con el reventado se alteran en cierta medida las dimensiones de los objetos, este efecto se hace mas evidente cuanto mayor es el objeto en cuestión ya que el valor del reventado es idéntico independientemente del tamaño del objeto.

Más información en:

Manual de producción gráfica. Recetas. Kaj Johansson, Peter Lundberg, Robert Ryberg.

http://www.priorityprinting.ca/Passport-to-Printing/Prepress/

http://desktoppub.about.com/b/2005/12/07/daily-dose-of-dtp-trapping.htm

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: